Cómo limpiar los libros

Luego del posteo que subimos al blog sobre "Los libros también se enferman", tuvimos muchas consultas sobre como limpiarlos y conservarlos. Así que me puse a buscar información y encontré una serie de consejos que nos pueden ser de mucha utilidad. Igualmente, los invito a participar y acercarnos sus ideas y soluciones para proteger estos tesoros.


Libros protegidos

1. Tratemos de no usar aspiradora, a menos que la acumulación de polvo sea enorme. De ser así, colocar la aspiradora en su potencia más baja.
2. Usar un plumero tampoco resulta útil, ya que lo único que hace es cambiar el polvo de lugar.
3. Lo ideal es utilizar trapos “atrapapolvo”, que atraen el polvo magnéticamente. Su gran ventaja es que no dañan la superficie al utilizarse siempre en seco.
4. Si el polvo se encuentra en el lomo del libro, debemos utilizar un cepillo cerdas suaves (puede ser uno de bebé).
5. Si la cubierta del libro es de cuero, podemos aplicar con un paño de algodón que no suelte pelusa una cantidad mínima de vaselina para hidratar la piel. Luego se frota continuadamente para que el libro luzca como nuevo. Las cubiertas con brillo pueden limpiarse con limpiavidrios o producto multiuso para superficies: sólo una cantidad mínima aplicada sobre un trapo.

Problemas de humedad

1. La humedad es el principal problema, ya que forma colonias de hongos que se nutre del mismo papel.
2. La humedad puede ser ambiental. Por ejemplo, si nuestros libros se encuentran en un ambiente húmedo deberíamos ver la posibilidad de cambiarlos de lugar. En cambio, si la humedad es circunstancial (provocada por filtraciones, goteras, pequeñas inundaciones o la cercanía de cañerías) habría que solucionar este inconveniente y, en este caso, sólo bastaría con orear los libros.
3. Suele ocurrir que tenemos en nuestro poder libros antiguos con moho. Si el daño es muy grande tendremos que necesitar un tratamiento extra o la ayuda de un especialista.

Cómo limpiar las estanterías

1. Las estanterías se pueden limpiar con un trapo húmedo, cuidando siempre de secar bien los estantes antes de volver a colocar los libros.
2. Optar por estanterías metálicas y realizar las desinfecciones periódicas previstas en un plan de limpieza integral.
3. Las estanterías de madera son más proclives a la aparición de insectos. Por este motivo, deben limpiarse diariamente.

Comentarios

  1. Tu aporte es de mucha utilidad, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, en vista que los libros son muy atacados por la contaminación ambiental, ya sea la humedad, la iluminación solar, el polvo y un sin fin de cosas que aceleran el deterioro en los libros, de tal manera que es importante cada ves que se pueda, ilustrar a los lectores para que tomen las medidas y precauciones necesaria, para evitar este problema que a diario se presenta, sobre todo en la bibliotecas, salones de lectura, depósitos de libros, etc., etc.

    ResponderEliminar
  3. Para el polvo la mejor solución, en mi opinión, es un secador de pelo con el calefactor apagado, sólo la corriente de aire. Coges los libros, te vas a una ventana o al exterior y los soplas uno a uno hasta barrer todo el polvo posible. Si simultánemente usas un cepillo suave, el tratamiento será más eficaz. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos por su comentarios. Son muy valiosos y sobretodo, cumplen con el objetivo de este post que es el cuidado de nuestros libros. Nuevamente gracias por la participación.

    ResponderEliminar
  6. Buen post. ¿Qué se puede hacer cuando tienen "bichos"?. Tengo unos libros que tienen unos blancos minúsculos, como la punta de un alfiler, deben ser de menos de medio milímetro de largos.
    Muchas gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Que bueno y oportuno contar con estas herramientas, en especial para todos los centros de información que no cuentan con recurso para el mantenimiento de la colección. Hay que continuar socializando la información.. felicitaciones..

    ResponderEliminar
  8. Hola, te escribo por lo siguiente: revolviendo en las cajas de una librería en liquidación encontré una edición de "Poesía juglaresca y juglares" de Menéndez Pidal, casi regalado, pero que sus condiciones son bastante deplorables.
    Es un libro de 1942, no es tan "antiguo" pero sus hojas están muy amarillas y resecas (Además de tener el clásico olor a ácaros de los libros mal guardados); quería preguntarte, si hay alguna forma de "humectar" las hojas, de limpiarlo de ácaros, de estirarle un poco la vida, dado que parece que fue bastante maltratado.
    Desde ya, muchas gracias!
    Te mando un saludo y espero tu respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te dejo estos datos del Laboratorio Fondo Antiguo, donde podrán guiarte para la preservación de ese material tan valioso: +54 11 4372-8466 // info@fondoantiguo.org También están en Facebook: https://www.facebook.com/Laboratorio-Fondo-Antiguo-494967853956583/

      Eliminar
  9. Buenas tardes, buen artículo. Tengo un libro que se mojó en una punta y esta muy estropeado, ¿Como lo restauro?

    ResponderEliminar
  10. Es interesante esta iniciativa, creo que alcanza su objetivo. Ya que me parece de suma importancia la conservación y Restauración del material escrito. Felicitaciones. Augusto Alas, de Caracas Venezuela. Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

    ResponderEliminar
  11. Estimados: deseo limpiar las cubiertas y cantos de una obra en seis tomos que tiene una cubierta en ecocuero con dorado industrial en letras y figuras. No quisiera que probando con alcohol, bencina, trementina, u otros líquidos se diluya el dorado. Desde ya muchas gracias por vuestros aportes. Roberto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario