Entrada destacada

Sorteo: Si el amor es una isla + Asylum

V&R Editoras trae a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires a Esther Sanz y Madeleine Roux, dos increíbles autoras internaciona...

martes, 7 de marzo de 2017

Malala, la niña que quería ir a la escuela, de Adriana Carranca

La periodista y escritora brasileña, Adriana Carranca, nos trae una versión infantil de la historia de Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz en 2014. Esta joven paquistaní desafió al régimen Talibán para defender su derecho a la educación y el valor de ir a la escuela. Gentileza de V&R Editoras.

Por: Rodrigo Lastreto

Título: Malala, la niña que queria ir a la escuela
Autor (es): Adriana Carranca
Ilustraciones: Bruna Assis Brasil
Editorial: V&R Editoras
Fecha publicación: 03/2017
Idioma: Español
Tipo de Tapa: Blanda
Páginas: 96
Tamaño: 15x22 cm
ISBN: 978-987-747-245-5
Género: Narrativa-Biografía
Público: Chicos y chicas a partir de 9 años
Colección: Narrativa para chicos





RESEÑA:


Malala Yousafzai casi perdió la vida por querer ir a la escuela. Ella nació en el valle de Swat, en Pakistán, una región de extraordinaria belleza, codiciada en el pasado por conquistadores como Gengis Kan y Alejandro Magno y protegida por los bravos guerreros pastunes, los pueblos de las montañas. Fue habitada por reyes y reinas, príncipes y princesas, como en los cuentos de hadas.

Malala creció entre los pasillos de la escuela de su padre, Ziauddin Yousafzai, y era una de las primeras alumnas de la clase. Cuando tenía diez años vio cómo su ciudad quedaba bajo el control de un grupo extremista, los talibanes. Armados, ellos vigilaban el valle noche y día, e impusieron muchas reglas.

Prohibieron la música y el baile, expulsaron a las mujeres de las calles y determinaron que solo los niños podrían estudiar.



Pero a Malala le habían enseñado desde que era pequeña a defender aquello en lo que creía y luchó por el derecho de continuar estudiando. Ella hizo de las palabras su arma. El 9 de octubre de 2012, mientras regresaba en autobús de la escuela, fue víctima de un atentado en el que le dispararon. Pocos creyeron que sobreviviría.

La periodista Adriana Carranca visitó el valle de Swat días después del atentado, se hospedó con una familia local y cuenta en este libro todo lo que vio y aprendió en aquel lugar. Ella les trae a los niños la historia real de esta niña que, además de ser la ganadora más joven del premio Nobel de la Paz, es un gran ejemplo de cómo una persona y un sueño pueden cambiar el mundo.

Se trata de una hermosa obra para conocer la realidad de otras culturas y la importancia de la educación en algunos países, que debido al régimen fundamentalista islámico, tienen coartado ese derecho. 

Cuenta con variadas ilustraciones y, en muchas de las páginas, se acompaña el texto con referencias que explican diferentes términos y modismos de la cultura islámica. Al final del libro podrán encontrar fotos tomadas por la autora durante su investigación en las tierras de Malala. Un documento fotográfico de suma importancia para completar esta investigación periodística. 

Por último, no dejen de leer las notas de la autora donde encontrará datos y enlaces de sumo interés para descubrir más sobre esta atrapante historia de vida. Sin dudas, es un texto de gran valor para ser trabajado en la escuela. 


SOBRE MALALA:



Malala hablando ante la ONU, en 2013.
Meses después del atentado que sufrió, Malala Yousafzai fue invitada a un acto organizado por Naciones Unidas para celebrar su decimosexto cumpleaños...

"El 9 de octubre de 2012 los talibanes me dispararon. Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron", contó orgullosa Malala.

"Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas. Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo", subrayó Malala, quien aseguró que "los extremistas siguen teniendo miedo a los libros".

Tras haber ganado el Premio Nobel de la Paz en 2014, la joven paquistaní brindó un emotivo discurso.

"Tenía dos opciones: no hablar y que me mataran, o hablar y cuidarme. Elegí la segunda", dijo con una amplia sonrisa.

"Tengo sueños, como cualquier chico. Me gustaría ser doctora...también me gusta la política", señaló.

A la hora de dedicar el premio, Malala apuntó especialmente a "todos los niños" al decir que "sus voces merecen ser oídas".

Fundación Malala: click aquí



SOBRE LA AUTORA:


Cuando era una niña, Adriana Carranca no tenía dinero para viajar. Cuenta que se sentaba con su abuelo en la pequeña escalera que daba acceso al chalet de madera donde él vivía con su abuela, su tío y su tía abuela, otra tía y dos primos… Allí pasaba las tardes después de la escuela, mientras sus padres trabajaban. Su abuelo se sentaba en el primer escalón y ella en el tercero. “¿Hacia dónde desea viajar, madame?”, preguntaba él. "A un destino cualquiera y hacia allá partíamos, montados en nuestro autobús imaginario", recuerda Adriana.

Su padre tenía otra forma de viajar: los libros. Los fines de semana, recorrían el mundo juntos por las páginas de una enciclopedia que él había coleccionado en fascículos y mandado encuadernar con una linda cubierta roja. Cuando Adriana creció, quizo conocer los lugares que había visitado durante su infancia con su padre y abuelo; y, como ellos, quizo contar historias reales sobre el mundo. Por eso decidió ser periodista.

Hoy es reportera especial del periódico O Estado de São Paulo y escribe para publicaciones internacionales. Sus reportajes ya fueron publicados en revistas como la estadounidense Foreign Policy y la edición francesa de Slate.

Cubrió la guerra en Afganistán y Pakistán, donde se encontraba cuando el líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden, fue abatido en una operación de los Estados Unidos. Se sumergió en el universo de países musulmanes como Irán, Egipto e Indonesia y en los territorios palestinos para reportajes especiales. Vió de cerca los conflictos en la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Uganda. Escribió principalmente sobre conflictos, tolerancia religiosa y derechos humanos, con una mirada especial sobre la condición de las mujeres, porque consideró esos temas importantes.

Aprendió mucho sobre ellos en la maestría en Políticas Sociales y Desarrollo que hizo en la London School of Economics (LSE), después de estudiar periodismo. Luego, fue corresponsal en la ONU, en Nueva York, e investigadora invitada del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo, en la Universidad de Oxford; e integró el Proyecto de Reportaje Internacional, de la Universidad Johns Hopkins, de Washington.

Escribió dos libros-reportaje para adultos: Irán bajo el chador (editorial Globo), finalista del premio Jabuti, y Afganistán después del Talibán (editorial Civilização Brasileira). Por sus trabajos, recibió premios como una mención honorífica en el Premio Esso y dos ediciones del Premio Líbero Badaró.


Para ella, lo más importante es el conocimiento. Gracias a su profesión, exploró los valles del Tigris y del Éufrates, del Nilo, del Jordán y el Swat; la meseta iraní, cuna del antiguo Imperio persa; los dominios de los antiguos imperios romano y británico; las tierras atravesadas en el pasado por conquistadores como Gengis Kan y Alejandro Magno, entre mucho y muchos otros lugares que antes solo conocía por los libros de historia. Pero siempre que tiene alguna duda, vuelve a la vieja enciclopedia roja.


SOBRE LA ILUSTRADORA:


Bruna Assis Brasil nació en Curitiba en 1986. Se graduó en periodismo y diseño gráfico, hizo un posgrado en ilustración creativa y técnicas de comunicación visual en la escuela EINA, en Barcelona.

En 2012, recibió el premio “30 Mejores Libros Infantiles del Año”, de la revista Crescer. Al año siguiente, fue nominada al premio “Jabuti”, en la categoría Ilustración. Hoy, tiene más de treinta libros publicados.


VÉASE ADEMÁS:

V&R Editoras 

Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi ganaron el premio Nobel de la Paz 2014


Malala en Wikipedia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada